Emiliano Salvador fue uno de los primeros virtuosos de salir de la recién creada Escuela Nacional de Arte quien se destacó en el jazz.">  

Inicio / Historia del Jazz / PABLO MENENDEZ SOBRE EMILIANO SALVADOR

HISTORIA

PABLO MENENDEZ SOBRE EMILIANO SALVADOR

Por: Pablo Menéndez
Fecha: 2019.08.23

A mi pedido, Pablo Menéndez escribió un testimonio muy valioso sobre Emiliano para una nota que preparo y me envió fotos antes no vistas. Por su relieve la reproduzco íntegramente. Disfruten los amantes del arte de ese gigante de nuestra música
J.Dos Santos

Emiliano Salvador fue uno de los primeros virtuosos de salir de la recién creada Escuela Nacional de Arte quien se destacó en el jazz.

Fue una etapa de mucha efervescencia y posibilidades inéditas de estudiar de manera gratuita.

Creo que entró a la ENA en el año 66 igual que yo y estuvo en mi grupo de covers de rock que fue uno de los grupos de estudiantes en el año 67, el otro siendo la charanga que tenía Adalberto Álvarez, con José Luis Cortés, “el Tosco” y Joaquín Betancourt. Pero Emiliano siempre se inclinó por el jazz. En mi grupo, “Los Gallos”, le monté un número de Mose Alison.

Luego, estando la ENA en un trabajo voluntario en la Isla de la Juventud, el saxofonista y escritor Leonardo Acosta descubrió a Emiliano y al baterista Leoginaldo Pimentel. Creo que todos entramos al Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC (Instituto Cubano del Cine) cuando Leo Brouwer, Eduardo Ramos y Sergio Vitier llamaron a Leonardo Acosta y Leonardo surgirió traer a Emiliano y Leoginaldo, quienes me propusieron a mi.

Las discusiones sobre la historia de la música cubana popular, que eran parte del trabajo del grupo ICAIC y por supuesto, las clases de Leo Brouwer, ( y creo que en alguna medida las conversaciones conmigo sobre la música de los Estados Unidos y las raíces verdaderas del jazz), lograron cambiar su enfoque y su interés en pasar del aprendizaje e imitación de los grandes pianistas de jazz de Estados Unidos hacia la creación de un jazz más puramente cubano.

Claro, como a todo el mundo, también le impactó “la cubanía” del jazz del pianista norteamericano Chick Corea.

Durante su estancia en el grupo ICAIC Emiliano también hizo grabaciones y conciertos con jazzistas fuera del grupo como alguno de los integrantes de Irakere y con Bobby Carcacés.

Su obra o sus composiciones en el grupo ICAIC muestren ya una clara tendencia de crear un jazz cubano con obras como “la Contradanza” y “Son en 7 × 4”, y obras colectivas (con Eduardo Ramos y conmigo) como “Báilalo, si puedes” y “Ekue”.

Una anécdota tragicómica es que cuando había por fin logrado grabar su primer disco en la EGREM, allí se hizo una descarga en el estudio con el baterista norteamericano-panameño Billy Cobham, Y por una confusión decidieron grabar la descarga sin darse cuenta que estaban borrando la cinta multi pista acabada de terminar del disco de Emiliano.

De modo que la grabación que llegó editarse como disco es una segunda versión, hablo del disco Nueva Visión.

Como integrante del GESI, Emiliano giró en Polonia, Bulgaria, Checoslovaquia y España, donde participó del álbum doble grabado en vivo en el Teatro Monumental de Madrid que salió con el nombre “la Nueva Trova en vivo”.

Ese concierto fue muy dramático porque al ser en la etapa inmediata después de la muerte de Francisco Franco y el fascismo estaba todavía funcionando, fuera del teatro había una batalla campal entre gente que querían entrar al teatro y no cabían y los policías antimotines (“Los Grises”) porque era ilegal reunirse más de tres personas en la calle en ese momento en España.

Realmente ese disco, musicalmente, era un fenómeno que había impresionado muchísimo a público español por ser el repertorio de canción política bastante sofisticada (mientras que la española era por supuesto, más bien monotemática - en contra del fascismo y de Franco), y al mismo tiempo se notaba la influencia o el hecho de estar más bien en el mismo mundo creativo de grupos como Weather Report, Mahavishnú o Return to Forever, y de las vanguardias brasileras y argentinas también pero muy cubano.

Es realmente una lástima que ese disco no se haya difundido en Cuba y esa etapa del Grupo de Experimentación Sonora no se conoció tanto como se debió haber conocido, por qué realmente hubiera tenido aún más influencia en las futuras generaciones que ahora, 40 años más tarde, están llegando a sonar parecido a lo que se estaba haciendo en ese momento.

Emiliano realmente fue una de las fuerzas de ese momento musical.




Regresar a Historia

Lo más leído

Fecha marcada