Inicio / De Buena Tinta / Harold López-Nussa LA EXCELENCIA DE LO CRIOLLO Y LO UNIVERSAL

NOTICIAS

Harold López-Nussa LA EXCELENCIA DE LO CRIOLLO Y LO UNIVERSAL

Por: JDS
Fecha: 2020.01.16

Escuché hablar elogiosamente de él, cuando era solo un niño, por su tío Ernán, y no me sorprendió, a partir del juicio de su riguroso profesor, que estuviera llamado a ser un gran talento de la música cubana, y en particular del jazz.

Y disco tras disco, presentaciones tras actuaciones, en escenarios y estudios nacionales y foráneos, la percepción familiar, confirmada por su padre, el baterista Ruy, se fue compartiendo por todos los que lo escucharon, con su música o la de otros, en obras propias o aventuras compartidas.

El diapasón de su talento y de su sólida formación artístico-musical, le han hecho instalarse en la cúspide de una abundante hornada de jóvenes creadores cubanos, cada vez más difícil de encasillarles en límites estilísticos y conceptuales.

Recuerdo que el primer disco que tuve de él fue su colaboración con Carlos Sarduy titulada “Charlie en La Habana, de 2005. Luego vendrían los propios, a partir de 2007, como Sobre el atelier, Canciones, Herencia y El país de las maravillas, en los cuales, como consigna un prestigioso sitio, puso de relieve “no solo su virtuosismo y versatilidad como intérprete sino también su dimensión como compositor y arreglista”.

Harold López‐Nussa Torres nació el 13 de julio de 1983, en La Habana, y a los 8 años comenzó estudios de piano en el Conservatorio Manuel Saumell, los que culminaron en el Instituto Superior de las Artes, como la gran mayoría de sus notables contemporáneos.

Sus colaboraciones han sido tan diversas como sus intereses musicales: desde las Orquestas Sinfónica Nacional y la de Matanzas hasta grupos como el que ha acompañado a Omara Portuondo en sus giras internacionales, desde 2008, y  el Maraca & The Monterey Latin Jazz All‐Stars.

Chucho Valdés, David Sánchez, Horacio “El Negro” Hernández, Christian Scott, Stefon Harris, Bobby Carcassés, Alexander Brown y Elmer Ferrer son otros nombres que se mencionan cuando se habla de sus actuaciones en el jazz, género principal de sus inquietudes y que le llevó en 2007 a crear su propia banda.

Joven de trato afable y de fácil comunicación, desplegó su arte en lugares cumbres como el Teatro Olympia y el New Morning, de Paris, el Barbican Centre, de Londres, y el Satin Doll, de la belga Bordeux, entre otros muchos que harían muy larga la relación.

Todo parece que se desencadenó desde que obtuviera, en el año 2005, el Primer Premio y el Premio del Público en el Solo Piano Competition, en el Festival de Jazz de Montreux (tengo guardada la breve notica publicada por un diario cubano reportando  escuetamente el hecho).En 2011, ADAMI, de Francia, le confirió el de “Talento Jazz” de ese año.

El amplio diapasón creativo de Harold se extiende a bandas sonoras para cine, lo que explica que obtuviera, en el 2009, el Premio Mejor Música Original en la 9na Muestra de Nuevos Realizadores, en Cuba.

Harold, también, se ha destacado en los últimos tiempos al frente de un trío, con su hermano Ruy Adrián en la batería, y  que le valió elogiosa crítica a su presentación en el festival ibérico de Vitoria, sobre la cual escribió el sitio Tomajazz, del amigo Pachi Tapiz: “respondió a lo que se puede esperar de un pianista de la gran isla: potencia, imaginación, ritmo, variedad”.

El referido sitio destaca que su música contiene la diversidad de los ritmos afro-cubanos, el jazz moderno norteamericano, pasando por el funk y la música clásica.

En esta XXXV edición del Festival Jazz Plaza, a Harold se le podrá disfrutar, el día 16 venidero, en la Sala Covarrubias del Teatro Nacional, en el  Tributo de Carlos Miyares a Irakere, compartiendo escenario con Germán Velazco, Alexander Abreu, Mandy Cantero, Rolando Luna y Tony Rodríguez. El elenco escogido por el saxofonista incluye a Adel González, Yaroldi Abreu, Dreiser Durrutí, Rafael Paseiro, Miguel González y Rodney Barreto.

El siguiente sábado 18 de enero, en el mismo lugar, tendrá lugar un concierto  a su cargo, en el que tendrá como invitados a Kelvis Ochoa y Cimafunk.

Lo criollo y lo universal se conjugarán en sus manos para dar un paso más hacia nuevas cumbres de su excelencia musical.

Regresar a noticias

Lo más leído de la semana